Waldo Valenzuela Maturana

Se inició pintando en Ovalle su ciudad natal en 1951, y sus estudios los realizó en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Chile en Santiago, obteniendo el título de Licenciado en Artes Plásticas, mención pintura.

En 1960, llega el maestro Waldo Valenzuela Maturana a la Universidad del Norte (en la actualidad UCN), para hacerse cargo como Director de la Academia de Bellas Artes, puesto que ocupó hasta 1965, dado a que luego se creó el Departamento de Artes Visuales.

Don Waldo Valenzuela, desde la Academia de Bellas Artes ha sido el creador intelectual y gestor del tradicional “Salón de Mayo” y desde el Depto. De Artes Visuales “Cristo en el Arte”. El año 1983, encontrándose ya en el Liceo Experimental Artístico, el Salón “Plástica Antofagastina”. Actualmente, ambas exposiciones son presentadas en el Salón Chela Lira de la Universidad Católica del Norte. De igual modo y con motivo del Primer Encuentro de Pintores y Escultores del Norte organizado desde la Academia de Bellas Artes de la Universidad del Norte el año 1961, se crea el Museo de Arte Regional que deriva posteriormente en la actual Pinacoteca de la Universidad Católica del Norte. Desde los talleres del Liceo Experimental Artístico ha creado la Pinacoteca Juvenil del LEA que atesora obra de jóvenes estudiantes de Arte.

La Ilustre Municipalidad de Antofagasta, le entregó al destacado artista su máximo galardón, “El Ancla de Oro”, en 1998, por su contribución en el ámbito de la pintura, y como mérito a su trayectoria artística.

En el año 2010, se le distingue con “La Medalla Bicentenario”, en conmemoración de los 200 años de independencia de Chile.

Su trayectoria como pintor y estudioso del Arte en la región se encuentra sintetizada en su obra inédita “Historia del Arte en la Región de Antofagasta”, desde el Arte Rupestre al Siglo XXI. La obra que será editada por PROA, tiene el respaldo de ambas Universidades: Universidad Católica del Norte y Universidad de Antofagasta.

Su obra, que ha recorrido variadas búsquedas estilísticas, permanece dentro de un   realismo mágico, donde enfatiza los temas del arte latinoamericano y cristo en el arte, estando recurrentemente presente el misterio de la mujer o de lo femenino. La técnica usada en su pintura es el óleo sobre tela. Universo aparte es la práctica de lo que él llama: “El embrujo del dibujo brujo”.

Obras del  artista